Restrospectiva Martín Deus

Viernes 17 de Octubre, 23:00hs.



Cineclub Municipal Hugo del Carril
Bv. San Juan 49, Centro, Córdoba.

Ver MAPA
MARTÍN DEUS nació en 1979 en La Plata, Argentina. Estudió en la Escuela de Cine y TV de San Antonio de los Baños, Cuba. Sus trabajos se han exhibido en numerosos festivales, tales como Clermont Ferrand, Biarritz, Seattle, Los Angeles Latino Film Festival, Sapporo, Mar del Plata, entre otros. En la actualidad dirige publicidades y videos de música, a la vez que desarrolla sus propios proyectos independientes de ficción.



Con los músicos siempre es más fácil. Si les preguntás qué tocan, en seguida te dicen: heavy metal, folclore, pop latino. Así de fácil. Si les pedís más precisión, algunas banditas ni siquiera sienten pudor al decirte a quiénes imitan deliberadamente: hacemos rocanrol onda Pity, tocamos temas melódicos a lo Arjona. En los recitales intercalan temas propios con covers de sus ídolos. Existe cierta forma de vestirse para cada género y colores infalibles para las tapas de los discos: negro para el punk; amarillo, verde y rojo para el reggae.

A pesar de que me escandaliza el encasillamiento, termino por aceptar que mis cortos tienen mucho más que ver entre sí de lo que me imaginaba. Si me preguntan qué tipo de cine hago, con toda la vergüenza del mundo tengo que decir: cine romántico. Películas de amor, de pasiones, de cosas que me pasaron o que me gustaría que me pasen.

La cinefilia me vino de grande, como una deformación profesional. Cuando era pibe, a los cines de La Plata sólo llegaban las pelis pochocleras y para ver una de Bergman había que viajar una hora y media hasta Buenos Aires. Siempre necesité que me contaran buenas historias, que me tuvieran atornillado a la butaca, ansioso por saber el final, que me conmovieran y me hicieran fantasear.

De los complejos engranajes formales del cine sólo me enteré mucho después. Creo que algo de ese espectador ingenuo aún queda en mí. No concibo el cine sino como un divertimento y una forma de despertar emociones. Algunos temas me persiguen adonde quiera que me encuentre filmando o escribiendo: el amor, el deseo. No le tengo miedo a volar, me seduce el artificio, me incentiva darle vida a lo que en un principio parece imposible o por lo menos excepcional. Cada película es un juego que crea sus propias reglas. La realidad por sí misma no es interesante, hay que saber contarla y, sobre todo, hay que luchar contra la solemnidad.

El género encasilla pero también advierte al espectador y lo previene de bodrios. Al que venga a ver mis cortos, le esperan historias graciosas, sinceras e íntimas. Un poco azucaradas, es cierto. Diabéticos abstenerse. Con los más recios, al menos me comprometo a no aburrirlos. Al que bostece, les devuelvo la plata de la entrada, así de guapo soy. Y el que la pase bomba, que me invite un trago. Suena justo, ¿no?

Martín Deus.



COLOR DE ROSA
(Martín Deus, 2002, 3’)
Estridente y sensual, el cabaret es un espectáculo típicamente cubano. Este documental consiste en la observación íntima de todo lo que ocurre detrás de escena durante una noche en un cabaret habanero.

LA HORA DE LOS ENAMORADOS
(Martín Deus, 2004, 27´; Documental) Proyección de un fragmento.
Cada domingo por la noche, una señora se sienta frente al micrófono de una radio de barrio, en las afueras de La Plata. En la soledad de la sala de controles, pone música romántica y lee sus poemas, poemas de amor y de pérdida.

BESOS SIN FUTURO
(Juan Chappa, Martín Deus, 2004, 9’)
Ivana y David están en la habitación de un hotel alojamiento. Se conocieron hace un rato y decidieron tener una noche de sexo. Besos sin futuro es una historia simple, que retrata ese particular mundo de las confidencias entre extraños.

LA ESCALA BENZER
(Martín Deus, 2006, 21’)
Extraños caminos los del deseo. Patricia y Marcos se conocen trabajando en una empresa de testeo de productos. Desde el primer instante, algo extraño y sobrenatural les sucede: el deseo incontrolable y la sensación de un pasado en común se vuelven un misterio en esta historia de amores imposibles.

NOCTURNO
(Martín Deus, Thiago Carlan, 2007, 3’)
Como una mecha encendida, el deseo recorre las calles de la ciudad dormida y en sus destellos, hace brillar los ojos de los amantes ocasionales. Un cruce de miradas en un autobús y el resto es sólo animarse.

ARRUINARSE
(Martín Deus, 2008, 5’)
Videoclip de la banda Tan Biónica, del disco "Canciones del huracán".

AMOR CRUDO
(Juan Chappa y Martín Deus, 2008,15’)
Un retrato de esos años púberes, de desbordada calentura y confusos sentimientos. Dos amigos que se la pasan todo el tiempo juntos, jugando de manos por el día y tocándose por la noche. Pero son los últimos días del colegio y aunque ellos no quieran, algo se está acabando.